PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Política / Escritos
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y SU PAPEL SOCIAL
Manuel Vázquez
manuel@othlo.com
Sevilla, España

Dicen las malas lenguas que el espectador ve telebasura porque es lo que exige en pantalla debido a su fidelidad. ¿Acaso se le ofrece otra alternativa? ¿Realmente disfruta con este tipo de programación?...

En un mundo dominado por la economía, los medios de comunicación, y en especial la televisión, sucumben día tras día, hora tras hora, a un "semidios" revestido de la verdad absoluta e irrefutable. ¿su nombre? AUDIENCIA.

1.- La audiencia es el número de teleespectadores que ve un determinado producto televisivo a una hora y fecha concreta.

2.- El índice de telespectadores se cuantifica en miles, y en tantos por cientos para compararlos con la media de esa cadena y con iguales franjas horarias en otras televisiones.

3.- En función de la audiencia, la televisión ingresará más dinero de publicidad a mayor audiencia, y menos dinero si la audiencia es mínima.

4.- Consecuencia: las televisiones recogen en sus parrillas de programación cualquier tipo de contenido (ofendente, barriobajero, carente del más mínimo valor educativo, etc...) arropado bajo el lema "todo vale si tiene audiencia". Claro, que es más apropiado el "todo vale si me dan más dinero". Y es que puestos a elegir entre el dinero, y los telespectadores que ven diariamente una televisión, bien por ocio, por información o simplemente por entretenimiento, ¡Los gerentes de la televisión pública prefieren el dinero!

 

La televisión pública cumple un papel social de máxima relevancia. Desde su creación lleva implícitas una serie de responsabilidades de las que se ha ido despojando en los últimos años de manera consciente. Estas son:

- Función educativa: Un medio de comunicación debe formar, hacer recapacitar y brindar a los telespectadores, a través de sus infinitas formas de expresión, una verdadera educación (ya sea en valores, o en otras capas del conocimiento) por encima de todo. El día a día que vive el ser humano es un proceso continuo de aprendizaje, pero cuando se pone delante del televisor (por cierto unas cuatro horas diarias como media) ¿qué ha aprendido? La respuesta es fácil: NADA. O casi nada, porque sí adquiere más expresiones del tipo "hijo puta, me cago en ..." para dejar en ridículo a otra persona ante miles de televidentes.

- Función Social: La televisión tiene el poder de influir determinantemente en la opinión de miles de personas. Para bien o para mal. Esa capacidad de persuasión es un poder ilimitado que sólo parece aprovechar la clase política, o los interese puramente económicos. Lo ideal sería utilizar la oportunidad que brinda un medio de comunicación para denunciar injusticias, proponer soluciones, ayudar a erradicar la violencia, la xenofobia y el racismo, promulgar acciones de igualdad de género, protección del menor y brindar información de interés público. La televisión debe tener carácter universal y ser de interés público ya que es un servicio pagado por el ciudadano.

- Función cultural: En todo espacio de contenido público se debe dar cabida a cualquier forma de expresión cultural, sea cual sea su lugar de procedencia o pasado histórico, siempre que no contravengan los más elementales derechos que tiene la persona. La multiculturalidad ha sido desde hace siglos un factor de enriquecimiento, excepto en los últimos años, donde predominan los nacionalismos, los miedos a todo aquello que viene de fuera, anulando y tildando de peligrosa toda demostración cultural que se introduce en la pequeña pantalla (arte, vestidos, manifestaciones religiosas, celebraciones populares, etc.)

 

El telespectador sólo juega un papel pasivo en ese proceso de la comunicación, retroalimentado en opinión de los expertos. Que se sepa, el receptor no tiene palabra, sólo recibe aquello que le ofrecen sin más capacidad de respuesta que una llamada telefónica a un programa o un mensaje sms, de los cuales siempre hacen uso aquellos que están de acuerdo con esos contenidos.

EMISOR-------
CANAL------ MENSAJE
---- RECEPTOR
RETROALIMENTACIÓN

 

Quizá, si la última palabra en la decisión de la programación la tuviera verdaderamente el telespectador, mediante esa llamada o sms, cambiaría mucho el panorama televisivo.


 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: